Artículo de Opinión: Propuesta abierta a la Mesa de la Función Pública – Parte III

Herminio Carral Olondriz
Juan Enrique Elua Suarez
Encarnación López del Castillo
Unai Ortega Alvarez

“La mentalidad rentista” pone el foco en maximizar el beneficio de su inversión y no se cuestiona términos como rentabilidad social, economía social, bien común,… Este sistema capitalista, salvaje y depredador, ha colonizado nuestras mentes hasta hacernos una “sociedad de mercado”.

Urge desintoxicarnos (autocrítica) para poder entender que si nuestros ideales de cambio (nuevo modelo social y económico) dicen algo acerca de lo que queremos ser, son nuestros compromisos (praxis) los que revelan quienes somos.

De los 20.000 millones de euros, que es el patrimonio total de las EPSV (empresas e individuales) en la CAV, lo más llamativo es que lo que se invierte en Euskadi no llega al 10%, es decir, ¡solo 2.000 millones!.

Si tenemos en cuenta que las transformaciones financieras han hecho que los mercados sean mucho más rentables que el sector productivo, ya tenemos perfilada la respuesta a la pregunta ¿dónde está el resto?

safe buy propecia online

cialis online

El poder financiero, responsable en gran medida de la actual crisis bancaria, además de cerrar el grifo del crédito (empresas,…), socializar la crisis bancaria y contemplar el gasto social (Estado de Bienestar) como privatizable, dirige su actividad financiera a especular con la deuda pública de las administraciones.

En la CAV, casi 1 de cada 2 euros de los depositados en EPSV está gestionado por Kutxabank y, como hace tiempo que abdicó de su “función social” como Caja, desentendiéndose de la economía real, ya sabemos el uso que da a esos recursos.

Los fondos de pensiones privados son en realidad un componente más del capitalismo que basa sus beneficios en la especulación. Es necesario romper el criterio de la rentabilidad (lógica del beneficio, dictadura del dinero,…) y sustituirlo por un criterio social y organizar la economía para que responda a las necesidades de las personas y respete la Naturaleza (cambio climático, derrochar recursos que son limitados y finitos,…)

Las previsiones en el desempleo para el 2013 apuntan a que la cifra actual de 175.000 parados seguirá en aumento.

En este contexto, y con unas entidades financieras que niegan el crédito, las empresas buscan vías alternativas de financiación y se plantean la posibilidad de que las EPSV (fondos de pensión privados) constituyan una línea de crédito para ponerlas al servicio de la economía productiva.

Si se comprueba que las PYMES -destinatarias de este fondo- no destruyen empleo, tienen carga de trab

ajo, urgente necesidad financiera,… con las garantías suficientes y el Gobierno Vasco como avalista, aunque la rentabilidad sea mínima, nos parece una opción a considerar y debatir.

Qué mejor manera de “confrontar con el capital “ que rechazar con la praxis la mentalidad capitalista (máximo beneficio individual) y abrirnos a nuevas y diferentes prácticas que permitan construir una “nueva sociedad” que impulse un nuevo modelo social y económico vinculado al Bien Común.

La extensión e intensidad de esta crisis hace difícil saber cuánto se prolongará pero ya hay quienes apuntan que si lo hace, las desigualdades, la pobreza, la exclusión social,… corren el riesgo de cronificarse. Es decir, crecimientos económicos anteriores, no garantizan que crecimientos futuros supongan la disminución radical de la desigualdad (rentas, resultados, oportunidades,…).

Hay que hacer frente a la frustración para no aceptar como inevitables tanto los recortes sociales como las políticas de austeridad salvaje que nos llevan a la devastación social.

Es necesario reinventar la política desde la ética, porque sólo desde una posición ética se pueden hacer propuestas renovadoras. La nuestra es para presentarla en la Mesa de la Función Pública y plasmarla en la correspondiente negociación del Convenio Colectivo y recoge los siguientes puntos:
1. El cese temporal de las aportaciones por parte de las Administraciones Públicas (Itzarri y Elkarkidetza) se transformará en definitivo.
2. El acumulado existente en la fecha del Acuerdo volverá a las arcas públicas para destinarlo a protección social (sectores más vulnerables) y empleo. A nuestro juicio, este planteamiento tiene virtualidades innegables:
 Hace creíbles nuestras muestras de preocupación por la cohesión social, la equidad e igualdad.
 Repara el agravio que supone para el resto de la población el que se beneficie en exclusiva al sector público (fondo de pensión privado) con aportaciones directas de la Administración Pública y recupera la justicia social.
 Representa un apoyo directo a los recortes en desigualdad, exclusión social,…
 Traslada un mensaje nítido a esta sociedad fragmentada sobre la necesidad de priorizar el Bien Común
 De esta crisis sistémica se tiene que salir con una nueva sociedad. Esta propuesta supone un paso en la construcción, desde abajo, de esa sociedad que necesitamos.
 Supone pasar de reclamar cambios a los demás (políticos, instituciones,…) a aplicarnos esa receta a nosotros mismos. No habrá cambios si cada uno de nosotros no cambiamos. Impulsar una nueva transición hacia un modelo socio-económico sostenible, cooperativo, ecológico,… pasa por asumir esta propuesta en su totalidad.
 Representa otra forma de actuar y hacer política primando el interés general frente al interés particular.
 Supone cambiar el modelo de pensamiento porque no se puede abordar ni resolver esta crisis si utilizamos el mismo modelo de pensamiento (lógica del beneficio, especulación, dictadura del dinero…) que nos ha llevado al desastre y que ha colonizado nuestras mentes.
 Nos vincula con el Bien Común y hace concordar la palabra y los hechos, pensar

y hacer. Para ilustrar lo dicho, tomemos prestadas las palabras de Gabriel Marcel: “Cuando uno no vive como piensa, acaba pensando como vive”.
 Indica que no queremos dar una mano de pintura al sistema. Queremos otro sistema.
 Nos construye “socialmente” y nos reubica en el ámbito de lo “comunitario”.
 Quienes reclaman fiscalizar cada euro público y piden que se sepa en qué y para qué se gasta, no tendrán dificultad en identificarse con esta proposición.
 ¿Dónde está la dificultad para entender esta frase?: “El que quiera una pensión privada para complementar la pensión pública próxima o futura, que se la pague de su bolsillo”

Confiamos que esta propuesta, innovadora en términos sociales, sea asumida por la Mesa de la Función Pública Vasca y trasladada a los respectivos convenios colectivos. En cualquier caso, consideramos ineludible que la decisión que se adopte se explique a toda la ciudadanía vasca, que es la que suministra los recursos a la Administración.

zp8497586rq
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Columna de Opinión y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.