Las plataformas no pudieron impedir el desalojo de 3 familias por parte del Banco Popular

Los bancos españoles se quedaron a lo largo de 2013 con 49.694 viviendas por la imposibilidad de pagar según ha publicado este lunes el Banco de España. Es decir, la banca se apropió por todo el morro de la hipoteca de sus propietarios, es decir, 40 viviendas al día apropiadas por todo el morro por las mafias bancarias, un 10% más que en 2012,

La estadística, que ya se realiza con los datos que envían las propias entidades al supervisor, muestra que 38.961 de las casas que se ha metido en el bolsillo la banca eran vivienda habitual (el 78%).

Las daciones en pago, por su parte, alcanzaron el año pasado un 32,5% del total de las entregas de viviendas, con 16.173.

Mohamed lleva tres años viviendo en Zabalburu –reside en Bilbao desde 2006– y tenía un contrato para permanecer en su casa al menos dos años más. El titular del inmueble fue embargado y el banco no le ha subrogado el alquiler. Pagaba «religiosamente» el alquiler del hogar donde residía con su mujer y su bebé de año y medio hasta que el día 16 de Mayo le desahuciaron. «Nos lo dijeron hace un mes. Nuestros familiares y amigos nos han ayudado a conseguir el dinero para una nueva vivienda». Han perdido casi 2.000 euros de fianza de un piso por el que pagaban 640 euros mensuales, al igual que las otras dos familias –una también de origen marroquí y otra de Bangladesh– desalojadas del número tres de la calle Mena, donde se concentraron al menos un centenar de personas para intentar, sin éxito, detener el lanzamiento.

La Ertzaintza partió en dos la calle, que discurre junto a las vías del tren y que quedó precintada desde primera hora de la mañana. A las nueve menos cuarto ya se oían las protestas, encabezadas por una pancarta que resumía la situación: ‘El Banco Popular va a desahuciar a tres familias’. Miembros de las plataformas contra los desalojos, a los que se sumaron vecinos y curiosos, quedaron separados por dos furgones policiales y una decena de agentes a cada lado que mantuvieron libre la entrada al edificio para permitir el paso de los agentes judiciales. Dos horas después, cuando los inquilinos fueron desalojados, se vivieron los momentos de mayor tensión. La mañana se saldó con un imputado por parte de la Ertzaintza «por concentración ilegal y desórdenes públicos».

Acerca de mengua

No basta con reciclar. Ni con comprar alimentos biológicos. Ni con cambiar las bombillas o desconectar los enchufes… Esos pasos son necesarios pero insuficientes, porque lo que hay que cambiar realmente es nuestro modo de pensar. Todos nuestros actos tienen un impacto en el medio ambiente: negarlo es de ignorantes
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s