Los documentos publicados por Greenpeace sobre las negociaciones secretas sobre el TTIP revelan que las presiones de EEUU sobre la Unión Europea son aún peores de lo que se imaginaba

IMG_20160502_182058 (1)Según estos documentos, los EE.UU. quieren que la UE renuncie al principio de precaución, facilitando la exportación a Europa de transgénicos y de carne tratada con hormonas de crecimiento. Además, ni siquiera menciona el acuerdo de París de lucha contra el cambio climático.

Estos documentos reflejan también el poder de las grandes corporaciones en las negociaciones, siendo ellas las que se beneficiarían de un acuerdo de este tipo, en ningún caso la ciudadanía.

EE.UU. trata de imponer el TTIP y cerrar el acuerdo lo más rápidamente posible, antes de que Obama abandone la Casa Blanca con el objetivo de poder cambiar las leyes de la UE para adaptarlas al acuerdo, atentando gravemente a la soberanía de los pueblos.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.