La firma del CETA prevista para el jueves día 27 de Octubre se aplaza sine die, ante la firmeza del parlamento autónomo de Valonia

descargaEl parlamento autónomo de la región Belga de Valonia, de 3,5 millones de habitantes, ha desbaratado por el momento, la firma del CETA aprovechado sus competencias en política exterior para defender sus intereses económicos y políticos.

Parece ser que el principal escollo continuaba siendo el sistema de arbitraje para la resolución de conflictos entre empresas y Estados (ISDS), además la economía valona ha ido perdiendo peso desde mediados del siglo pasado, cuando empezaron a cerrarse las minas de carbón. Sufrió con la crisis de los 80 y ahora se ha visto golpeada por la Gran Recesión. En septiembre, la empresa estadounidense Caterpillar anunció el cierre de su única fábrica en Bélgica, dejando a 2.000 personas sin empleo.

Pero no están solos, dos mil regiones y ciudades de la UE se han declarado “libres de TTIP y CETA”, entre ellas el parlamento de Catalunya, de Extremadura y las Corts Valencianes, así como una cada vez más enterada opinión pública de Europa y Canadá, que estima que el objetivo final tanto del CETA como del TTIP, es que las multinacionales puedan seguir enriqueciéndose a costa de la cada vez más deteriorada economía, salud y bienestar de las clases populares

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.