Es imprescindible defender y mejorar las pensiones públicas

20188_pensionesNos dicen que las “pensiones están en crisis”, debido al envejecimiento de la población y que para asegurar la vejez hay que recurrir a los bancos y establecer un plan privado.

Nos dicen que el sistema público de pensiones está en bancarrota y que hay que modernizar el sistema para que dejen de ser inviables.

Pero el acoso y derribo de las pensiones se empezó a fraguar en primer lugar con la Ley 27/2011 de Zapatero, pactada con todas las fuerzas políticas y los sindicatos CC.OO y UGT, más la Ley 23/2013 del PP, reguladora del Factor de Sostenibilidad y del Índice de Revalorización del sistema de Pensiones de la Seguridad Social. Han supuesto: la primera, una rebaja –media- en torno al 20%, mientras que la reforma del 2013 sumará una pérdida adicional del 15% por la reducción de la pensión media nominal tras la jubilación.

En segundo lugar por la  descapitalización de la Seguridad Social, donde el PP para hacer frente al pago de las pensiones ha tenido que tirar del Fondo de Reserva (la llamada “hucha” de las pensiones ha pasado de 66.815 Millones de €. en año 2011 a 24.207 en 2016) mediante una estratégica de desmantelamiento consistente en:

-La gran destrucción de puestos de trabajo fijos por precarios en base a las reformas laborales, la bajada de los salarios, las horas extraordinarias no pagadas y en consecuencia no declaradas y los contratos precarios, lo que  supone una minoración de ingresos de 32.966 millones de euros.

Las Tarifas Planas y las exenciones de cotización empresarial (exención de cotizar hasta los 500€) han aumentando año tras año, pasando de dejar de ingresar en cotizaciones 364 Millones en el año 2008 a  1.922 Millones de €.en el 2015, ( Según datos del Ministerio de empleo y S.S.), mientras las bonificaciones a los empresarios, a cuenta de los presupuestos del estado, han pasado de 2.898 millones en 2008 a 1.449 en 2015 ( Según datos del Ministerio de empleo y S.S.) y  han supuesto un ahorro a las empresas en torno a 3.000 Millones de € anuales durante este periodo, a cambio de crear empleos precarios, inestables y baratos.

El mantenimiento de los topes máximos de cotización (3.642€) a las rentas salariales que se exoneran de cotizar, que ascienden a la friolera de 26.775 Millones de €.

La no equiparación de las bases medias de cotización entre el RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) y el Régimen General, que sustrae otros 7.000 Millones de €.

El recorte en la Ley de Dependencia ha supuesto, en cuatro años, desde que el PSOE “despidió” a cientos de miles de cuidadoras/es, la pérdida de 4.109 millones de euros en cotizaciones.

Tenemos Derecho a  una pensión pública, digna y suficiente, tanto para las personas pensionistas actuales y los millones de personas que accederán a pensión antes o después, derecho garantizado por la Constitución.

Tenemos derecho a la jubilación a una edad que garantice el disfrute de la misma y que permita la incorporación de la juventud al trabajo sin tener que emigrar.

Tenemos el deber tanto las personas mayores como las personas jóvenes de defender y mejorar las pensiones públicas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.