El CETA se llevará al Consejo de Ministros en un mes, para después aprobarlo en el Congreso

images-1La intención del Ejecutivo es que sea votado en Congreso y Senado antes de verano, y cuenta con el apoyo de PP, PSOE , PNV y Ciudadanos que votaron a favor en la Eurocámara el día 15 de Febrero. En la ratificación del tratado comercial entre la Unión Europea y Canadá (CETA) no caben enmiendas por lo que el proceso será corto.

Podemos, IU, Equo, ERC, Bildu y las confluencias encuadradas dentro de Unidos Podemos, votaron en contra del tratado en la Eurocámara posicionado en contra del acuerdo, y en muchos casos han cargado contra la posición del PSOE, que se escuda en que este acuerdo comercial es positivo en su conjunto, a diferencia de su “gemelo” estadounidense, el TTIP.

El CETA entrará en vigor provisional esta misma primavera, a la espera de que los parlamentos estatales den luz verde a su aplicación definitiva. Por lo cual las organizaciones sociales, ambientales y sindicatos plantean que hay que seguir luchando para que el CETA sea conocido por la población y sea bloqueado en parlamentos estatales ya que basta con un único parlamento nacional de los 27 de la Unión Europea rechace el CETA, para que el acuerdo sea suspendido.

 La Campaña estatal no al TTIP, aglutina a más de 350 organizaciones sociales, sindicales  o medioambientales críticas con el acuerdo, pidió por carta a la Comisión Gestora que controla el PSOE que se posicionara en contra del CETA, días antes de la llegada del acuerdo al Pleno de Estrasburgo. Denuncian que el PSOE ha adoptado la misma posición que el PP, que sigue vigente la Gran Coalición de socialdemócratas y conservadores que ya ha permitido dar varios pasos a TTIP y CETA en la cámara europea.

En los acuerdos de libre comercio el principal ganador son las rentas del capital, y el principal perdedor las rentas del trabajo. No podemos permitir que un tratado de comercio e inversiones gobierne sobre nuestras normas sociales, ambientales o laborales. Ahora más que nunca urge la organización social para hacer frente un modelo de globalización fracasado, que únicamente aumenta las brechas de la desigualdad y acelera el cambio climático, degradando todavía más las condiciones de vida y allanando el camino a la extrema derecha.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.