La Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la exclusión Social de Euskadi contra las medidas del Gobierno Vasco en la gestión de Lanbide y la RGI

El 22 de marzo de 2017, la Consejera de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco en rueda de prensa anunciaba una serie de medidas en relación a Lanbide y a la gestión de la RGI entre las cuales cabe señalar:

  • Creación de un grupo antifraude.
  • Mejora de la colaboración con otras instituciones, policías locales y la Tesorería General de la Seguridad Social.
  • Implantación de un sistema de reconocimiento de todas las personas mediante huella digital.

Y también señalaba que el fraude existente en la RGI no llega al 1%; y más en concreto citaba que en el 2016 se habían realizado 135.410 revisiones en las cuales se había detectado 392 casos (0,3%)  de fraude (cuando hay una acción por parte de la persona de engaño) y 824 casos (0,6%)  de un uso inadecuado

Ante estas declaraciones manifestamos:

  1. Las declaraciones que se están vertiendo sobre la RGI está contribuyendo a generar una imagen muy perjudicial y estigmatizada de las personas perceptoras. Recordemos que estas personas no son culpables de su situación ni merecen ser tratadas como “presuntos delincuentes”. El 25% son pensionistas cuyas pensiones son insuficientes, el 20% son trabajadoras con bajos salarios y el resto son personas sin ingresos o con ingresos muy bajos. Nadie es pobre porque quiera serlo. La pobreza es una problemática social.
  2. El fraude en la RGI no justifica la alarma social que se está generando. La mejora en la gestión, debiera ir encaminada a simplificar y agilizar la tramitación y ser fortalecida por la oferta de otra serie de recursos que permitan la promoción de las personas. No matemos moscas a cañonazos, si el fraude en la RGI, que no llega al 1% justifica estas actuaciones, ¿Qué hacemos con el fraude fiscal que llega al 20%?

La RGI nos hace una sociedad más justa y cohesionada, el reto es conseguir ser también una sociedad decente, o una sociedad civilizada, cuyas instituciones no humillan a las personas sujetas a su autoridad, y cuyos ciudadanos no se humillan unos a otros, tal y como decía Avishai Margalit.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.