Acción informativa contra el CETA: El lunes, día 24 de Abril, 18,oo h. en la plaza del Arriaga

El 24 de Marzo el Gobierno español aprobó el envío del CETA al Congreso, para que éste lo vote en el pleno del Parlamento.

El CETA es un acuerdo de comercio entre la Unión Europea y Canadá. Crea un marco jurídico-normativo que protege a las multinacionales como posición dominante y destruye por ley la soberanía de los Pueblos.

Unidos Podemos-En Comú-En Marea ha presentado ante el Congreso una solicitud de control previo para ver  si el CETA vulnera la Constitución.

Sin el conocimiento y consentimiento de la ciudadanía, este tratado fue ratificado por el Parlamento Europeo en febrero, permitiendo además su entrada en vigor de forma provisional.  Será definitivo cuando todos los parlamentos nacionales y regiones competentes –casi 40 cámaras– ratifiquen el acuerdo. Si un solo parlamento nacional rechaza el CETA, el acuerdo será suspendido.

El elemento fundamental de estos acuerdos de libre comercio e inversión es el carácter vinculante y coercitivo, para garantizar su plena aplicación. En caso de incumplimiento, entran en juego presiones, sanciones económicas y diplomáticas.

Este tratado va a suponer un nuevo sistema económico y el desmantela­miento de los derechos laborales, medioambientales, sociales y humanos en beneficio de las élites económico-políticas, por los siguientes motivos:

  • Destruye la soberanía de los países estableciendo un tribunal internacional privado de arbitraje, donde las multinacionales podrán denunciar a los Estados cuando no les gusten las legislaciones de éstos. Decisiones de estos tribunales han costado ya cientos de millones de dólares a varios países.
  • El tratado abrirá a la competencia de proveedores extranjeros la privatización de los servicios públicos y será muy difícil (y costoso) para los gobiernos devolver a la gestión pública los servicios privatizados.
  • No solo no creará ni un solo empleo, sino que los destruirá: Y los derechos laborales de sindicación y negociación colectiva no aparecen firmemente recogidos en ningún capítulo del tratado.
  • Es un obstáculo para la lucha contra el cambio climático. Incentiva el transporte transatlántico, el petróleo más sucio, el fracking o las arenas bituminosas, frena la energía limpia local y da más poder a las multinacionales energéticas.
  • Desaparecerán las denominaciones de origen. No podremos saber si los productos están elaborados con criterios de calidad, pues podrían ser hechos y plagiados en Canadá sin que los productores puedan plantear una sola queja.

Movilízate y exige que los Parlamentos Español y Vasco voten NO al CETA

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.