Varios cientos de personas se solidarizan en Bilbao con el pueblo palestino

Desde la creación del Estado de Israel en 1948, la tierra del pueblo palestino ha sido arrebatada y colonizada por los sionistas. Cerca de un millón de palestinos fueron expulsados de sus casas y aldeas, hoy en día representan 6 millones de refugiados que siguen reivindicando su derecho al retorno.

Desde entonces, en la tierra de Palestina no existe la paz, ni la libertad, ni la justicia, el pueblo palestino vive en la lucha diaria reivindicando lo que son sus derechos más fundamentales como humanos y como pueblo. Las vulneraciones y violaciones de de derechos contra la población palestina de Jerusalén es una cara más del proyecto de ocupación, colonización y apartheid de Israrel.

El día 6 de diciembre del 2017, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha deshecho la política tradicional de ese país con respecto a Palestina y ha anunciado el reconocimiento del Jerusalén ocupado como capital del estado de Israel y ha ordenado el traslado de la embajada de su país a esta ciudad. En este acto suicida y provocador, despoja al pueblo palestino de todos sus derechos para dárselos al estado genocida de Israel.

Esta decisión irresponsable, teniendo en cuenta la situación de extrema gravedad (bloqueo, nuevos asentamientos, colonos, represión, militarización, estado de sitio, detenciones arbitrarias, robo de tierras, desempleo o ruina económica) en que se encuentran los Territorios Ocupados de Cisjordania y la franja de Gaza, provocará sin duda un recrudecimiento sin precedentes de las acciones de resistencia palestina que desembocará en una voraz y sangrienta espiral de violencia, que ya ha dado comienzo.

Implica además que EE. UU. ya no considera la presencia israelí en Jerusalén Oriental una ocupación, ni ilegales los asentamientos judíos construidos después de la Guerra de 1967, que infringen el Convenio de Ginebra que establece que una potencia ocupante no tiene soberanía en el territorio que ocupa. Así, EEUU rompe con su compromiso formal de cumplir con el derecho internacional.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.