Acción informativa “En defensa de las Pensiones Públicas de hoy y del mañana”: Lunes, día 15 de Enero a partir de las 18:00 h. en la plaza del Arriaga

El sistema público de Pensiones, está siendo quebrado de forma premeditada y metódica. Son ya 7 años de pérdida del poder adquisitivo, desde que Zapatero en año 2011 decretó una congelación «puntual» para ese año. Rajoy que había prometido mil veces en campaña devolver el poder adquisitivo perdido, decretó nuevas congelaciones y en el 2014 hizo el más osado asalto legal, congelando para siempre, y por ley, las pensiones.

Con la aplicación del denominado Índice de Revalorización (Subida del 0,25%), cada perceptor perderá este año 200 euros anuales, con un ahorro para el gobierno de 1.700 millones de euros. Contraviniendo el artículo 50 de la Constitución que dice: Los poderes públicos garantizarán, mediante pensiones adecuadas y periódicamente actualizadas, la suficiencia económica a los ciudadanos durante la tercera edad…”, y los protocolos internacionales en materia de Seguridad Social, por el que una pensión una vez reconocida no podría perder más poder adquisitivo, y por lo tanto debía ser regularizada cada año según los correspondientes aumentos de los precios.

Las reforma del sistema de Pensiones de la Seguridad Social de Zapatero, ha supuesto una rebaja media en torno al 20%, mientras que la segunda reforma del 2013 de Rajoy con la aplicación del factor de sostenibilidad  a partir del 2019, sumará una pérdida adicional del 15%, por la reducción de la pensión media nominal tras la jubilación.

La política de saqueos y la manipulación del gobierno ponen en peligro de muerte a nuestro sistema solidario de reparto debido al actual déficit anual de 15.000 millones de euros. Rajoy en vez de proponer alternativas para cubrir el déficit se ha limitado a esquilmar 66.800 millones de euros en apenas seis años de la hucha de las pensiones, utilizado una parte de los recursos del sistema para financiar políticas activas de empleo, que deberían sufragarse con cargo a los Presupuestos y por la mala calidad del empleo que ha diezmado los ingresos por cotizaciones.

En esta situación, un día tras otro, los medios de comunicación siembran con sus noticias dudas y preocupaciones sobre la fortaleza de nuestra Seguridad Social, quieren presentar un panorama apocalíptico de quiebra. Una campaña que oculta que ha sido la política de los gobiernos la que ha generado artificialmente el déficit de la Seguridad Social, fundamentalmente por la bajada de las cotizaciones empresariales a través de las subvenciones, las reducciones y las tarifas planas, con la coartada de la creación de empleo y con pretensión de utilizarlo para forzar el desmantelamiento de la Seguridad Social y abrir la puerta a los Fondos de Pensiones privados.

Para construir ese supuesto déficit, cierran los ojos a la existencia, durante decenios, de grandes excedentes de cotizaciones sociales, que los diferentes gobiernos han utilizado para financiar políticas ajenas a la Seguridad Social. Si ese dinero -cifrado en 519.164 millones- hubiera permanecido en la caja de la Seguridad Social, no se hablaría hoy de déficit, y quedaría patente la fortaleza de nuestro sistema público de reparto organizado bajo el principio de caja única y garantizado por el Estado.

Es necesario ya una MOVILIZACIÓN social fuerte y radical para “salvar” el derecho social más fundamental: LAS PENSIONES PÚBLICAS UNIVERSALES y SUFICIENTES.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.