La plataforma ‘No más precariedad’ llaman a acudir a los actos de protesta convocados el 10 de febrero en varias ciudades españolas: En Bilbao;12:00 h, plaza Arriaga

El espacio ‘No más precariedad’, cuenta con la participación de varios colectivos, como afectados por los desahucios, defensores de las pensiones públicas, estibadores, las Kellys, integrantes de Coca Cola en Lucha, miembros de Élite Taxi y riders de plataformas de reparto a domicilio, animando a salir a la calle el próximo sábado 10 de febrero, sexto aniversario de la reforma laboral.

Su intención es revitalizar la protesta en la calle con un movimiento social unitario, que sea la expresión de una situación compartida y sufrida por muchos ciudadanos/as. La precariedad está en nuestras escaleras, nuestros barrios, nuestras ciudades. Lo que pretenden es hacer visible ese malestar, convertir en indignación colectiva ese lamento que viven muchos ciudadanos.

Es una batalla por la visibilidad,  ‘No más precariedad’ quiere que la población y los gobernantes no olviden que muchas personas mantienen un nivel de vida mucho peor al previo a la crisis. Uno de los nuevos paradigmas de la pobreza en los países desarrollados es el de los trabajadores/as pobres: una tercera parte de los españoles pobres tiene un trabajo remunerado, según el último informe de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza (EAPN).

También supone anticiparse a un temor: que el conformismo instale este modelo como el “normal” para las generaciones presentes y futuras. La precariedad es no llegar a fin de mes, no poder pagar un recibo de la luz, perder la casa. Esto no ha terminado a pesar del triunfalismo del Gobierno en torno a la recuperación de la economía.

El espacio ‘No más precariedad’, denuncian las nuevas formas de trabajo de la “falsa economía colaborativa”, el abuso patronal por los bajísimos salarios, la contratación en fraude de ley y la eventualidad permitida gracias al artículo 42 de Estatuto de los Trabajadores y los falsos autónomos, como una moderna esclavitud laboral que se está imponiendo gracias al poder de la patronal que cuanto más gana, más explota, con el apoyo de unos gobernantes que imponen el desmantelamiento progresivo de toda garantía jurídica, pulverizando el derecho laboral.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.