Un 15M feminista contra la derechización social

El 8M ha conseguido un desplazamiento, por lo menos momentáneo, de la derechización social a la que parecía conducirnos el conflicto en Catalunya y que tan bien estaba aprovechando C’s.

La impresión de lo del jueves (8M) es que sí, otra vez hemos vuelto a hacerlo. Veníamos de un tiempo en que parecía que los nuevos partidos iban a liderar la protesta social, el impulso de cambio, pero el espejismo se acabó. Las movilizaciones están despertando lentamente: las protestas laborales, las pensionistas aguerridas, el feminismo como tsunami.

Estamos viviendo un verdadero 15M feminista, otra vez la sensación es de aprender en el camino; de sumar de maneras inesperadas —pequeñas alianzas transitorias como con las presentadoras estrellas de los programas matinales—; de balbucear un lenguaje nuevo de la protesta que tiene un hilo histórico del que tirar. La representación intergeneracional en el movimiento aúna esa rica tradición feminista de las más mayores —que provienen de un movimiento que se institucionalizó en gran medida en la postransición contribuyendo a disolver las movilizaciones— y la vinculan con la generación intermedia, formada por muchas que se politizaron en el 15M y que vienen con lenguajes renovados y un uso intenso y original de las redes para expresarse y organizarse políticamente.

Continúa en: https://www.elsaltodiario.com/huelga-feminista/8m-15m-feminista-contra-derechizacion-social

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.