Una marea de indignación recorrió ayer numerosos pueblos y ciudades del Estado por la libertad de los violadores de la “Manada”

La Audiencia Provincial de Navarra decidió poner en libertad provisional a los violadores de la “Manada” bajo la fianza de 6.000 euros, entre los que se encuentran un guardia civil y un militar, que fueron condenados a 9 años  por “abuso sexual”, que contrasta fuertemente con el tratamiento dado a los condenados por el “caso Altasu”, por una pelea de bar con guardias civiles fuera de servicio. (Es la impunidad del Estado policial)

Ayer fueron numerosas e inmediatas las movilizaciones de repulsa por esta decisión convocadas por los colectivos feministas. En Bilbao, cientos de personas se concentraron en la Plaza Unamuno, en torno a una pancarta en la que podía leerse las frases ‘Solo sí es sí’ y ‘No a la cultura de la violación’. Y en la pancarta de la concentración en Portugalete se puede leer: “No al patriarcado Judicial”, “ERASORIK EZ”, “ERANTZUNIK GABE”.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.