La subida consolidada de las pensiones y la paga de atrasos no es un regalo, es un derecho arrebatado y ganado por la lucha del movimiento pensionista

Las pensiones a partir de la nómina de Agosto, se consolidan las nuevas cuantías con las subidas incorporadas, para compensar la diferencia entre la revalorización del 0,25% de enero y la aprobada en los PGE para 2018 del 1,6%. Y del 3% para las mínimas, no contributivas y SOVI.

Además este viernes, la Seguridad Social abonará una paga adicional de atrasos, desde Enero a Julio de 2018. La cuantía media para cada pensión del sistema será de 101,24 euros, y de 117,10 en el caso de la prestación de jubilación. El abono correspondiente a la pensión de viudedad asciende a 70,33 euros.

La pensión mínima de jubilación, para una persona mayor de 65 años y con cónyuge a cargo se sitúa en 810,60 euros/mes; las pensiones del SOVI, 420,50 euros/mes; y las pensiones no contributivas quedan en 380,10 euros/mes. En cuanto al límite de ingresos, compatible con el cobro de pensión mínima, se sitúa en 7.347,99 euros/año.

También se incrementan las prestaciones familiares por hijo a cargo mayor de 18 años con discapacidad del 65% o superior que, tras aplicar el 2,75%, quedarán fijadas en 4.561,20 euros/año.

Si la discapacidad es del 75% o superior, el importe se eleva hasta los 6.842,40 euros/año. En este caso, el número de personas beneficiadas alcanza las 210.000.

La lucha del movimiento de pensionistas continúa este verano, con las concentraciones de los lunes en los pueblos y las manifestaciones  programadas en las festividades locales, contra las reformas de las pensiones de 2011 y 2013, hasta la consecución de un sistema Público que garantice unas pensiones dignas, ya que se ha demostrado que la lucha es el único camino para conseguirlo.

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.