El PSOE cambia de opinión y el alza de las pensiones ligada al IPC vuelve a encallar en el Pacto de Toledo (Por Marea Pensionista)

La subida de las pensiones vinculada al Índice de Precios al Consumo (IPC) ha vuelto a estancarse en el Pacto de Toledo. Pese a que la semana pasada, tras la reunión que mantuvieron el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, parecía que que estaba hecho que se garantizaría por ley la revalorización anual de las pensiones conforme a lo que suban los precios, finalmente no se ha alcanzado un acuerdo.

De hecho, una mayoría de los portavoces de la Comisión parlamentaria es partidario de que en el marco del diálogo social -formado por Gobierno, sindicatos y patronales- se introduzcan también otras variables como los salarios o el PIB, frente a la posición que mantiene la formación morada y ERC, que reclaman que se actualicen como mínimo siempre conforme a la inflación para que los pensionistas no pierdan así poder adquisitivo.

Hoy estaba previsto que la comisión del Pacto de Toledo cerrase la redacción de la recomendación segunda, que pide garantizar el poder adquisitivo de las pensiones, algo que finalmente no se ha producido.

Unidos Podemos llevó un texto redactado pero sobre el que finalmente no hubo acuerdo. Su portavoz, Aina Vidal, defendió que «el IPC debe ser un elemento mínimo» para garantizar el poder adquisitivo de las pensiones. A partir de ahí, la formación no descarta que pueden incorporarse otros elementos cuando la bonanza de la economía lo permita.

Vidal confía en que «el PSOE termine estando donde está la mayoría social, que es el IPC como mínimo. No le vamos a dejar un centímetro para recular», añadió.

Desde el grupo parlamentario socialista afirman que no han reculado y que siguen defendiendo que la revalorización de las pensiones esté vinculada al IPC como elemento «troncal». No obstante, la portavoz socialista en la comisión, Mercé Perea, recordó que la introducción de nuevas variables en la revalorización de las pensiones es algo que se se contempla en muchos países de la Unión Europea. «Hay países que plantean además del IPC otros factores como salarios que permiten a los pensionistas mejorar su capacidad económica o equilibrase con la riqueza nacional. ¿Por qué vamos a renunciar?», argumentó la socialista, en declaraciones recogidas por Efe.

Por su parte, el diputado del PP Gerardo Camps incidió en que hay una amplia mayoría para que en el mantenimiento del poder adquisitivo entre además del IPC como «indicador estructural», otros como los salarios, el PIB o las cotizaciones. Y desde Ciudadanos el diputado Sergio del Campo reclamaba una recomendación «flexible» en la que cada Gobierno pueda actuar como desee y no sea el Pacto de Toledo el que lo resuelva con una fórmula rígida.

Mientras, en el exterior del Congreso, los pensionistas volvían a pedir que se revaloricen las pensiones conforme al IPC «real» y no se usen nuevas fórmulas ligadas a los salarios o al PIB.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.