Pensionistas franceses salen a la calle en numerosas ciudades para denunciar su empobrecimiento

Por la subida de impuestos y reducción de prestaciones sociales que amenaza sobre las pensiones de viudedad. Los pensionistas han perdido en 2018 una media de 561 euros de poder adquisitivo y eso cuando más de un millón de ellos viven con menos de 1000 euros mensuales. Y los más afectados son las mujeres; el 44,6 % de ellas cobran la pensión mínima.

Las y los pensionistas denuncian que al mismo tiempo que ataca su poder adquisitivo, las políticas neoliberales del Ejecutivo de  Emannuel Macron, están perjudicando a amplios sectores de la sociedad francesa, sobre todo a las pensionistas: ha suprimido el impuesto sobre la fortuna a los más ricos, ha bajado el impuesto sobre las sociedades y las cotizaciones patronales.

De los 14 millones de pensionistas, 4 millones son mujeres que están viviendo una situación muy complicada, con la amenaza de la  reforma del sistema público de pensiones, que afectará a las pensiones de viudedad.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.