El acuerdo Gobierno-Podemos es insuficiente respecto a las pensiones públicas

Considerando que este pacto tiene elementos positivos en lo refente a la subida del salario mínimo interprofesional a 900 euros, que afecta al 12% de las persona trabajadoras, el aumento del 40% de fondos para la Ley de Dependencia, la recuperación del subsidio de desemplo para mayores de 52 años, entras otras cuestiones de menor importancia, este pacto en lo referido a recuperación de derechos perdidos, se queda corto en lo relativo a la derogación de las Reformas laborales, de la Seguridadad Social y de las libertades como la “Ley Mordaza”.

En cuanto al acuerdo sobre pensiones adjuntamos el texto integro:

PENSIONES: que nuestros mayores mejoren sus pensiones y no pierdan poder adquisitivo.

Nuestros mayores se han echado a la calle para recordarnos que gracias a su esfuerzo levantaron este país, ayudaron a construir nuestro modelo de convivencia democrática y pusieron las bases de Estado del Bienestar que hoy disfrutamos. Durante la crisis, muchos pensionistas han contribuido a mantener a sus familias en dificultades, y ello a pesar de que las pensiones no se han revalorizado para acompasar el encarecimiento de los precios.

A la hora de abordar el futuro del modelo de pensiones es necesario contemplar muchas variables. Su sostenibilidad pasa por actuar en políticas de infancia que contribuyan a cambiar las actuales curvas demográficas, por mejorar la calidad del empleo para permitir incrementar sueldos y cotizaciones, por modificar el modelo productivo para adaptarnos a los retos de un mercado digitalizado, por desarrollar políticas de igualdad que realmente acaben con las brechas de género y por supuesto, por evitar la pérdida de poder adquisitivo de los pensionistas.

Nuestro compromiso es firme en relación a la preservación de las señas de identidad de un sistema público de pensiones de reparto en cuanto institución central de nuestro Estado de Bienestar y elemento clave para la cohesión social. También es firme el respeto a los trabajos que actualmente se desarrollan en el marco del Pacto de Toledo y en la mesa de diálogo social, en el bien entendido que la confluencia de estos planos de negociación y eventual acuerdo refuerzan la legitimación política y social de las medidas finalmente adoptadas.

En este sentido se plantean tres bloques de medidas. El primero de ellos abarca un conjunto de medidas para la mejora de la acción protectora con el objetivo de dignificar las prestaciones presentes y futuras. El segundo bloque recoge actuaciones normativas dirigidas a incrementar los ingresos y reforzar la estructura financiera de la Seguridad Social. Finalmente, otras medidas persiguen la racionalización del sistema.

Dignificación de las pensiones: revalorización y mejora de las pensiones más bajas.

Somos muy conscientes de la relevancia del mecanismo de revalorización anual de las pensiones como instrumento clave para transmitir certidumbre a la sociedad y evitar el empobrecimiento a lo largo del periodo, cada vez más largo, de percepción de la pensión.
Por ello:
1.1.- Se garantizará el mantenimiento del poder adquisitivo de los pensionistas de acuerdo con el IPC.

En caso de que la inflación en diciembre de 2018 supere el 1,6% de revalorización inicial previsto en la Ley de Presupuestos de este año, los pensionistas recibirán una paga para compensar esa desviación. IMPACTO PRESUPUESTARIO
2019: 704 millones de euros.
En 2019 las pensiones se revalorizarán inicialmente conforme a la previsión de IPC, con la misma garantía de paga compensatoria en caso de desviación a final de año.
Y en el marco de la reforma integral del propio sistema, se incorporará a la normativa de la Seguridad Social la revalorización de las pensiones conforme al IPC real.

1.2.- Las pensiones mínimas y no contributivas subirán un 3%, dada la situación de vulnerabilidad en la que se encuentran los perceptores de las mismas, IMPACTO PRESUPUESTARIO 2019: 384millones de euros.
Hay que sentar las bases para avanzar en la senda que pueda llevar a que la pensión mínima alcance con el tiempo el 60 % del salario medio y las no contributivas el 60 % de la renta mediana, como indica la Carta Social Europea.

Refuerzo de la estructura financiera de la Seguridad Social y racionalización del sistema.

El actual desequilibrio que sufren las cuentas de la Seguridad Social estriba en el desplome de los ingresos por cotizaciones resultado de la crisis económica, primero, y del agravamiento del mal funcionamiento de nuestro mercado de trabajo como consecuencia de una orientación equivocada de la política de empleo, posteriormente.

Junto al conjunto de medidas dirigidas a mejorar la calidad del empleo, es necesario avanzar en la mejora de los ingresos por cotizaciones. De otro lado, la integración de regímenes de la Seguridad Social ha permitido mejorar el acceso a la protección de
importantes colectivos relegados durante mucho tiempo y reforzar la cohesión del sistema.

En tal sentido:

1.3.- Se incorporarán dos nuevos tramos de cotización en 2019 en el sistema especial de empleadas de hogar como paso previo a una plena integración en el Régimen General que no puede demorarse más allá de 2021.
1.4.- Se incentivará la titularidad compartida de las explotaciones agrarias a través de la aplicación efectiva de la Ley 35/2011 mejorando la posición de las mujeres del campo dentro del sistema de Seguridad Social.
1.5.- Para garantizar la sostenibilidad del sistema, se acelerarán las medidas que permitan recuperar el equilibrio presupuestario a corto plazo y se estudiará la incorporación, en su caso, de nuevas fuentes de financiación, como por ejemplo un impuesto a las Transacciones Financieras.
1.6 .- Las horas extraordinarias volverán a cotizar a la Seguridad Social como antes del Real Decreto Ley 20/2012, de 13 de julio, de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria
1.7.- Revisar las bonificaciones a la contratación con el objetivo de reducirlas, garantizando el mantenimiento de aquellas que tienen como finalidad la inserción en el mercado laboral de los colectivos con especial vulnerabilidad.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.