El Gobierno Vasco plantea una reforma fiscal para fomentar las EPSVs de empleo

El Consejero de Economía y hacienda del G.V. Pedro Aspiazu, en declaraciones efectuadas el martes, plantea una reforma fiscal de los planes complementarios de pensiones, abogando por recuperar las deducciones perdidas en las últimas reformas, con la idea de generalizar en Euskadi un sistema paralelo complementario al Sistema de la Seguridad Social, para lo cual presentará un borrador de propuesta.

Esta propuesta consiste en  fomentar EPSVs de empleo, por convenio colectivo o pacto de empresa, tomando como modelo la EPSV Geroa de Gipuzkoa que a grupa a empresas de diferentes sectores, donde la empresa y trabajadores aportan dinero a partes iguales, para generan una pensión complementaria, donde tendrían nuevas ventajas fiscales de acuerdo con las diputaciones forales e incentivos para las empresas y los trabajadores que se acojan a ellos.

La propuesta del Consejero también plantea “criterios restrictivos” para las personas que deseen rescatar de una vez la totalidad del dinero de dicho plan complementario de pensiones, ya que el objetivo sería incentivar el cobro mensual de una cantidad que complemente a la pensión pública.

Tanto el Gobierno Vasco como las Diputaciones, controladas por el PNV, quieren generalizar el sistema privado complementario de pensiones entre las y los trabajadores, con nuevas medidas fiscales más beneficiosas, que son reclamadas continuamente desde la Federación de EPSVs de Euskadi con asiduidad, lo que supone utilizar fondos públicos, pagados por la ciudadanía, hacia estos planes privados de pensiones. El Movimiento de Pensionistas ya se ha pronunciado contra todo tipo de incentivos fiscales en los planes privados de pensiones.

El PNV con su modelo mixto de pensiones, está difundiendo la falsedad de que el sistema de pensiones de la Seguridad Social no es sostenible, un modelo que beneficia siempre a quienes más recursos tienen, a las personas que más ganan, inaccesible para las personas trabajadoras pobres y precarias. Este modelo es clasistas, tienen consecuencias en la distribución de la renta y por lo tanto incide en la pobreza y no desarrollan valores de cohesión social e inclusión.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.