Concentración contra las malas prácticas de Lanbide

En año y medio Lanbide ha sido condenado en 172 ocasiones y sigue con su política de malas prácticas aplicadas a las familias con mayores dificultades para llegar a fin de mes; y apostando por vulnerar los derechos sociales de las personas que sufren en la actualidad las situaciones de pobreza y precariedad. Principalmente mujeres con menores a cargo.

 Estas situaciones las están evidenciando las sentencias de los diferentes tribunales de lo Contencioso Administrativo ante los cuales se dirigen las familias que han visto vulnerados sus derechos por parte de Lanbide. Cabe destacar que en el primer semestre del pasado año se dictaron 84 resoluciones contra Lanbide, igualando las dictadas en todo el año 2017; donde fueron 88 las sentencias condenatorias contra Lanbide.

 Un ejemplo ha sido la resolución emitida ante la demanda formulada por la vecina de Barakaldo I. T., mujer víctima de violencia de género con 2 menores a cargo. A la cual después de 16 meses sin percibir la RGI los tribunales dieron la razón ante la denuncia que presentó contra el Servicio Vasco de Empleo del barrio barakaldés de Beurko.

 Cabe tener en cuenta que todo este proceso legal es un auténtico calvario: desde las dificultades que supone emprender acciones legales contra la administración, la demora de las causas judiciales, que los juicios contra Lanbide se celebren en el Palacio de Justicia de Gasteiz o los meses que tarda Lanbide en acatar las sentencias dictadas en su contra. Esto acarrea que decenas de familias desistan de demandar a Lanbide o una vez iniciado el proceso se retiren del mismo. Son muchos meses sin disponer de recursos económicos para poder sobrevivir.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.