De nuevo el proyecto de Ley de presupuestos del Gobierno Vasco es insufiente para erradicar la pobreza

El Consejo de Gobierno ha aprobado el martes, día 29 el Proyecto de Ley de Medidas Presupuestarias Urgentes para el año 2019, que complementará la Prórroga de los Presupuestos Generales del 2018 y solicita al Parlamento la tramitación del proyecto de ley por el procedimiento de lectura única que obliga a los partidos a votar el texto en su integridad.

Entre sus medidas destaca, por séptimo año consecutivo, un importante recorte en la cuantía de la RGI, lejos de lo establecido por la Ley 18/2008 de 23 diciembre para la Garantía de Ingresos y para la Inclusión Social, que establece la cuantía de la RGI en el 88% del SMI para personas desempleadas o con empleos precarios; y del 100% del SMI para pensionistas.

Así para el año 2019, el SMI sube un 22,3% y  la RGI en cualquiera de sus modalidades se incrementará en el 3,5% sobre las cuantías percibidas en 2018 y en el caso de personas pensionistas perceptoras el porcentaje de incremento llegará al 4,5%.

Con la aprobación de este Proyecto de ley en parlamento vasco las personas desempleadas o con empleos precarios percibirán o complementarían sus ingresos hasta 667 euros cuando por Ley correspondería 924 euros al mes y las personas pensionistas verán complementada su pensión hasta 765 euros en vez de 1.050 euros si se cumpliera la ley.

 Nuevamente el Gobierno Vasco desaprovecha la ocasión de presentar una normativa que sea capaz de acabar con la pobreza y opta por profundizar en el terreno de los recortes. No le importa que 318.000 personas estén en riesgo de pobreza en el año 2018, un 14,5% de la población.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.