Entrevista a Domiciano Sandoval, portavoz de la COESPE

Domiciano Sandoval es portavoz de la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones (COESPE), en esta interesante entrevista  en la cadena SER-Canarias, desmonta la argumentación sobre la supuesta insostenibilidad del sistema público de pensiones y reclama pensiones públicas y dignas.

¿Es viable el sistema público de pensiones?

Si es viable pero no quieren que sea viable, nos estamos enfrentando al mayor poder que hay, que es el poder económico, el poder de la banca, que intenta captar los 140.000 millones de euros que mueven las pensiones públicas, porque es muy cómodo que un trabajador joven ponga su dinero en un plan de pensiones hasta que se jubile y el banco puede hacer lo que quiera con ese dinero, mientras cobra una sustanciosa comisión.

¿Con el aumento del número del número de pensionistas, la baja natalidad y los sueldos precarios sigue siendo viable el sistema?

Lo que tienen que hacer es mejorar el mercado laboral, no miramos el número de trabajadores por pensionista, sino la productividad, un trabajador hoy en día produce 20 veces más que un trabajador hace 30 años, lo que no se puede decir es; que no hay dinero para pensiones, pero se regalan 65.000 millones a la banca, se rescatan autopistas, se hacen aeropuertos y  AVEs que nadie utiliza, etc.. Nos dicen que estamos en una crisis desde hace 10 años, pero estamos creciendo a más del 3% del PIB, que son 36.000 millones de euros, tenemos una menor presión fiscal, un 7% menos que la media de Europa, que nos digan que no hay dinero, suena a cuento chino.

El problema es que la economía se ha puesto por encima de la política y los políticos están supeditados al interés económico. Hemos pasado de una economía productiva a una economía especulativa donde se quiere ganar dinero rápido y fácil.

¿Qué va a pasar con el Pacto de Toledo?

Nosotros nos hemos opuesto siempre al Pacto de Toledo, las últimas recomendaciones no siguieron adelante porque Unidas Podemos no estaba de acuerdo  y por lo tanto no hubo unanimidad. El Pacto de Toledo es una comisión obscurantista, donde nadie sabe lo que se discute. Nosotros queremos sacar las pensiones del debate político, ya que las pensiones y los derechos sociales deben estar por encima del debate electoral.

Lo más urgente de las medidas que nosotros vamos a exigir al nuevo gobierno, es que eleve la pensión mínima al salario mínimo interprofesional (SMI) para que paulatinamente se suba este a 1.080 euros, que es lo que establece la Carta Social Europea como mínimo vital y en segundo lugar que las pensiones públicas suban el IPC real. Después se hablaría de una medidas a corto, medio y largo plazo.

¿Algunos analistas, economistas y políticos han propuesto la bajada de las pensiones máximas para subir las mínimas que les parece?.

El reparto de la miseria.  Nosotros proponemos que se saque el dinero de los que lo tienen y para ello hace falta una reforma fiscal para que paguen los que realmente tienen dinero. El reparto impositivo es totalmente insostenible; el 86% lo aportan el IVA y el IRPF, el 7% los impuestos especiales (tabaco, alcohol, etc) y el otro 7% lo aportan los empresarios y esto no puede seguir así.

¿Hoy es posible igualar las pensiones mínimas contributivas y no contributivas al SMI?.

Perfectamente, nos decían que la subida del SMI a 900 euros repercutiría a la baja en el empleo y no ha sido así, sino todo lo contrario y la subida de las pensiones mínimas repercutiría en el alza del consumo y del empleo.

¿Apuestan porque el déficit de las pensiones sea cubierto por los presupuestos generales del Estado?

Apostamos por lo que había antes de la formación del Pacto de Toledo, es decir que las pensiones sean financiadas por las cotizaciones sociales y empresariales, si no llegan para pagar las pensiones, que sean financiadas por los Presupuestos Generales del Estado ya que éste es el responsable de las políticas de empleo.

Este país se puede  mantener un sistema de pensiones de reparto perfectamente; con salarios dignos y un mercado laboral entre el 8% y el 10% de desempleo, pero no se puede mantener con un paro de más de 3 millones de personas, con salarios bajos y con contratos por días y por horas. Nos decían que no había dinero y apareció con el pacto PP-PNV. Vamos a cambiar el paso, vamos a exigir que las pensiones sean un derecho y se pagen como se paga la sanidad y la educación, se paga la casa real, se paga el ejército y no tienen déficit.

Vamos a hacer que no se olviden de las reivindicaciones de las y los pensionistas, la movilización no se ha dejado y en septiembre vamos a seguir mucho más fuertes.

¿Qué les dirían a esa juventud trabajadora que piensa que no va a cobrar pensión cuando se jubile?

 Que la solución no es hacerse planes privados de pensiones, no son nada rentables ya que para obtener una pensión de 800 euros mensuales hay que depositar en una entidad financiera hasta la edad de jubilación alrededor de 275.000 euros y si se quiere cobrar la pensión máxima actual tendrán que depositar 750.000 euros. ¡Alguien se puede creer que con los salarios de este país se puede tener una pensión privada y vivir dignamente!. Precisamente porque apenan se abren nuevos planes de pensiones, el Gobierno trata de favorecerles al máximo, por eso se aprobó en Europa el 4 de Abril la normativa para complementar/sustituir las pensiones públicas por fondos privados de capitalización con desgravaciones y beneficios fiscales para impulsarlas. Los planes de pensiones son ruinosos para quien puede ahorrar e imposibles los que tengan bajos salarios.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.