Los pensionistas alemanes también se movilizan por su jubilación bajo la amenaza de la pobreza

El alemán es una lengua de particular eficacia para la creación de palabras nuevas. Una de las más alarmantes y empleadas de un tiempo a esta parte es la que designa la pobreza de la persona jubilada. A saber, Altersarmut o “pobreza de la tercera edad”. En Alemania, una de las economías más ricas de Europa y del Mundo, los mayores presentan “un gran riesgo de caer en esa forma de pobreza”. Así de claro lo dice Gerhard Kieseheuer a eldiario.es.

Este jubilado de 70 años fue en su día carnicero. Ahora se encuentra al frente de una asociación de mayores alemanes que lucha por una jubilación mejor que la que ahora tienen. Sus jubilaciones se han visto fuertemente recortadas por una serie de modificación legales ocurrida a principios de este siglo. “Ayer recibí un e-mail de una mujer que ya no puede pagar su apartamento, con un marido endeudado y sin posibilidad de pagar nada. Y ahora viene la empresa del seguro médico y le ha quitado la tarjeta sanitaria. Casos así conozco muchos”, cuenta Kieseheuer, convertido en Alemania en el líder de la “revuelta gris”. Con esa expresión aludía hace unos días el diario Süddeutsche Zeitung a las movilizaciones que organiza Kieseheuer por toda Alemania.

Para seguir leyendo:  https://www.eldiario.es/economia/alemanes-movilizan-jubilacion-amenaza-pobreza_0_924258368.html

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.