EL Movimiento de Pensionistas se solidariza con la huelga del Metal de Bizkaia

Además hoy, víspera del 1 de octubre, Día Internacional de las Personas Mayores, denuncian  la grave situación en el mundo de centenares de millones de personas mayores en situación de pobreza, de aislamiento, de desatención médica, sociosanitaria y social, la falta de reconocimiento de su dignidad y de lo que han aportado a lo largo de su vida al conjunto de la sociedad.

Sólo en Bizkaia hay más de 40.000 personas dependientes, la mayoría mayores, de las cuales unas 10.000 en residencias y buena parte del resto en condiciones de atención en casa muy precaria.

Exigen a las instituciones internacionales y propias que tomen medidas inmediatas para resolver o atenuar en buena parte este problema social. Y consideramos que la mejor aportación que podemos hacer es movilizarnos y pelear cada cual en su país o territorio para que se mejoren las condiciones de vida de las personas mayores.

En Bizkaia estas reivindicaciones se hacen coincidir con las y los trabajadores metalúrgicos en lucha por un convenio digno. Hoy quieren mostrar su solidaridad y apoyo mutuo. Pues si bien tenemos reivindicaciones específicas propias, entre nosotras/os también tenemos amplios y profundos intereses comunes, en especial por un Sistema Público de Seguridad Social que garantice unas pensiones dignas para el presente y el futuro.

Los trabajadores y trabajadoras del metal con su pelea en defensa de unos salarios dignos, con su exigencia de acabar con la precariedad, la subrogación, las ETTs y la brecha salarial entre hombres y mujeres, no sólo están luchando por la mejora de sus condiciones laborales. Están peleando también por unas aportaciones mayores a la Seguridad Social que garanticen nuestras pensiones y las de ellos en el futuro.

El presente y futuro al que nos enfrentamos exige el apoyo, la solidaridad mutua e iniciativas unitarias entre el movimiento de los pensionistas, los trabajadores en paro y trabajadoras en activo, los colectivos de mujeres, los y las jóvenes en precario o estudiantes y otros sectores sociales que tienen intereses comunes.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.